¿Cómo hacer un podcast de éxito?

Autor-Sergio-Morillo-Mentor-en-Salud

Soy Sergio Morillo, una persona sensible, empática, afable, amante de lo natural que busca el equilibrio.

Mi leitmotiv en aportar el máximo de valor al máximo de personas.

¿Cómo hacer un podcast de éxito?

Empecemos por el principio…

¿Qué es un podcast?

Antes de explicarte cómo hacer un podcast de éxito lo primero es conocer qué es un podcast. Y es que, aunque esta nueva tendencia es cada vez más utilizada por todos para aprender, conocer temas o escuchar charlas de entretenimiento y de información, puede que aún no lo conozcas.

Un podcast es como la antigua radio. Ese medio en el que sólo con nuestros oídos y sin tener que quitar atención a nuestra visión, podemos estar atentos a un tema específico.

Es el recurso que utilizan a día de hoy muchas personas interesantes para compartir sus puntos de vista, opiniones o entrevistas.

Hace no mucho que inicié mi propio podcast, que puedes escuchar a través de este enlace.

De este modo, sin tener que visualizar un vídeo o leer un texto, algo que muchas veces nuestras ajetreadas vidas no nos permiten, esto nos ofrece la oportunidad de escuchar un contenido de calidad mientras hacemos otras cosas aburridas (como planchar, fregar los platos…) o simplemente mientras hacemos otras cosas (conducir, ir de camino al trabajo, hacerte la manicura…).

Actualmente muchas plataformas permiten escuchar estos podcast, las más conocidas son Spotify, Anchor, Google Podcast o Apple Podcast.

Te llamará la atención si te digo que toda esta historia del podcasting empezó en 2004, cuando Ben Hammersley un periodista en el conocido “The Guardian” acuñó este término.

Su procedencia viene de la combinación de dos palabras “iPod” (la aplicación de Apple donde se hizo popular su difusión) y “broadcasting” que significa difundir contenido.

Así que, en esencia, es eso: difundir contenido a través de una aplicación de audio.

A diferencia de otras redes sociales como Instagram, Facebook o YouTube, donde la tendencia es a ocupar nuestros sentidos con toda nuestra atención… (los dedos: el tacto; la vista, con nuestros ojos perplejos; los oídos, con el volumen a tope de nuestro móvil, y ya casi, solo nos falta el gusto… aunque muchas publicaciones despiertan nuestras papilas gustativas) este medio permite hacer otras cosas.

Por eso a mi me encanta. Como obsesivo de aprovechar el tiempo, inicié con todo el tema de los podcast en esos ratos de ir andando al trabajo. Al principio empecé con audiolibros, pero más tarde me sumé a esta obsesión por aprender.

¡Que sepas que hay canales de podcast super interesantes con los que puedes aprender un montón!

Pero… ya te diré cuáles son en otro episodio. Por el momento tendrás que esperar.

En definitiva, el podcast es la nueva era del periodismo, donde tú mismo, con un poco de entrenamiento y aplicando algunas técnicas puedes sentirte como un auténtico locutor de radio.

Si escuchas mi podcast, percibirás incluso que ¡hasta me cambia la voz a una de locutor de la Cadena SER!

¡Los cinco puntos que deberás tener en cuenta!

Prepara una estrategia de contenidos. Toca el momento de planear.

Si quieres grabar tu propio canal de podcast debes tener en cuenta lo siguiente:

Los 7 primeros pasos cruciales

  1. ¿De qué quieres hablar? ¿Cuál es ese tema del que te tirarías horas hablando? Piensa quien es tu público. ¿A quién quieres dirigirte?
  2. ¿Qué nombre vas a ponerle a tu podcast? ¿Cual es ese nombre que si te quedaras viendo te embobarías pensando de qué va?
  3. ¿Con qué frecuencia vas a grabar? Para no agobiarte y que grabar tu podcast no pase de ser un disfrute a una obligación más, define: ¿con qué frecuencia quieres publicar cada episodio?
  4. ¿Cómo van a ser de largos? ¿Cuánto tiempo quieres pegarte delante del micro hablando?. Piensa que luego tendrás que editarlo y eso te llevará un tiempo extra.
  5. ¿Cuál es tu objetivo? ¿Para qué quieres hacer esto pudiendo hacer otras cosas?. Elegir muy bien la intención con la que deseas hacerlo te hará estar enfocado en tu mensaje y en tu intención. Por eso, piensa muy bien que quieres conseguir: entretenerte, ganar seguidores, vender más… ¿Cual es tu propósito?.
  6. ¿Qué formato te gusta más? ¿Con que te sientes cómodo? Piensa que dentro de los formatos del podcast hay millones de opciones:
    1. Entrevistas: donde preguntas a alguien sobre un tema concreto.
    2. Píldoras: te requieren menos tiempo y puedes filosofar sobre temas de valor.
    3. Noticias: hablar de cosas novedosas y recientes, o opinar sobre temas de actualidad.
    4. Relatos: si es que se te da bien contar historias…

Tienes muchos formatos, así que símplemente adaptate a lo que mejor se te dé. No pienses que vende más, sino con que te vas a sentir más cómodo.

Elabora un guión

Una vez que tienes todo lo anterior, ya puedes crear tu estructura. Para ello son importantes varios pasos. Esto te recordará a cuando estabas en el colegio y te mandaban hacer una redacción: Introducción, desarrollo y conclusión.

Y es que es importante que, para que tu audiencia no se pierda en tu mensaje, que estructures bien lo que quieres contar. Te cuento como lo hago yo por si te puede servir. Te advierto que esto es como yo lo hago, no lo vas a encontrar en ningún libro ni método de cómo impactar más, porque simplemente es la estructura que yo utilizo.

  1. Piensa de qué vas a hablar.
  2. Elige un título que parezca el título de una película, que ya solo por el nombre irías a verla al cine.
  3. Piensa a dónde quieres llegar con tu mensaje. Esto es como irte de viaje. Si quieres saber qué meter en la maleta, primero tienes que saber a dónde vas. Tu público necesita dirección en tu mensaje. La gente quiere saber en todo momento que les quieres contar. Es como ver una película y sin saber cómo, intuyes lo que va a ocurrir. Si sabes a dónde vas, tu mensaje se orientará hacia lo que quieres que se lleven.
  4. Como te decía, esto es como un viaje, ir de A a B. B, como te decía antes, es el destino, lo que quieres que se lleve la persona que te escucha. A, es desde dónde partes, y por eso, es importante que le pongas en contexto. Esto sería algo así como la introducción. Cuéntenos los antecedentes del tema. ¿Por qué de lo que vas a hablar es importante para ti? ¿Qué tiene que ver lo que vas a contar con lo que pasa ahora? De esta manera, la persona que te escucha verá lo que dices desde tus mismos ojos, pensará como piensas, y entenderá lo que quieres transmitir.
  5. Desarrollo. Ahora toca explayarte. Dáselo todo, no guardes nada para ti. Y cuando te emociones con algo, háblales desde la emoción, desde cómo eso te hace sentir. Y, si quieres ayudarles a entender, ayúdales con metáforas que lo expliquen con cosas de la vida cotidiana.
  6. Y por último, conclusión. ¿Cuál es el dato que quieres que se lleven? Si tuvieras que resumir en una sola frase todo lo que has querido contarles, ¿qué sería?

Cuida el equipo técnico

Esta parte es de las más importantes, así que presta atención: La calidad del sonido, para mí, es de las cosas que más importan en un podcast.

Aquí te recomiendo que te compres un buen micrófono. Si para empezar quieres hacerlo a lo low cost, te recomiendo que busques un micrófono de corbata. Esto te va a permitir no gastarte demasiado dinero y que, como es un micrófono que tendrás cerca de tu boca, no generará demasiado ruido de ambiente.

¡No lo grabes con el micrófono del móvil! ¡Se escucha fatal!

Piensa que un micrófono del móvil tiene el sensor de sonido orientado hacia todas partes para escuchar el sonido del entorno. Por eso, cuando hablas por teléfono, si hay ruido a tu alrededor, la persona con la que hablas se entera de todas las conversaciones.

Un micrófono de corbata va direccionado hacia tu boca y eso hace que se escuche principalmente lo que dices (eso siempre que apunte hacia tu boca y no hacia tus pies).

El micrófono con el que yo grabo mis podcast es el Blue Yeti. Su calidad-precio es muy recomendable y ronda los 100€. Y un micro de corbata los tienes de diferentes precios, y  por uno de calidad media a buena, ronda entre los 20 y los 50€.

Lo siguiente, te recomiendo que, si puedes, utilices un buen programa donde grabar el audio. Después, este audio deberás pasarlo a un programa de edición, desde el que podrás eliminar ruidos o modular los niveles de volumen, para que no dejes sorda a tu audiencia con un estornudo. Aquí tienes varias opciones:

  • WavePad Audio Editor.
  • Wonder Share.
  • Anchor.

También podrás alimentar tus podcast con algún recurso de sonido, efecto o música. Yo suelo utilizar Envato Elements.

Y por último, cuando ya lo has maquetado, deberás subirlo a alguna plataforma para que más gente pueda escucharlo. En mi opinión, Anchor te da muchas facilidades de cara a subir tu episodio en varias plataformas como Apple Podcast, Google Podcast, Spotify…

Adecúa la zona de grabación

Aunque tengas un buen micrófono, es importante que busques un espacio con la mayor insonoridad posible. Es muy molesto para la persona que escucha un podcast que haya ruido de fondo, porque eso dificultará escuchar tu voz y es probable que por muy interesante que sea el contenido que cuentes, la persona se canse.

Una de las cosas que mayor calidad le aportan al podcast es la calidad de sonido, por eso, es más importante que la voz se escuche limpia.

Te advierto: los micrófonos muy buenos captan el sonido de hasta una mosca volando. En algunos, como el que te he dicho antes, puedes ajustar la sensibilidad de tu micrófono, pero aun así te recomiendo que busques un lugar tranquilo y en silencio.

Algo que yo te recomiendo que hagas es comprar algún panel de insonorización.

Lo que yo he hecho en plan casero es comprar unos lienzos. Sí, eso donde la gente normal pintan con oleos. Después, entras en amazon y te compras paneles de insonorización y fácil, los pegas. De esta manera, de forma sencilla tienes unos paneles de insonorización que puedes llevarte a cualquier parte, así como moverlos y desplazarlos a donde creas que reducen más el sonido.

Siempre lo ideal, y no soy un experto en esto, es que los pongas en las 4 paredes de la habitación donde estás, si es que estás en tu cuarto o un espacio cerrado. Piensa, que hasta bajar la cortina de la habitación ya puede amortiguar parte del sonido.

Algunas personas cuando estaba en este proceso de insonorizar la habitación donde grababa los episodios, es que pusiera en las paredes las típicas hueveras de toda la vida. Sin embargo, ya parezco bastante loco en mi día a día, como para que cuando algún amigo entre en esta habitación y me diga que porque leches tengo colgadas hueveras en la pared.

Así que, como te decía antes, de forma medio-estética puedes prepararte unos estampados acolchados para que los pongas en las paredes donde grabas. Lo principal sobre todo es que los coloques frente a ti y en la pared detrás tuya que es hacia donde rebota el sonido.

Espacios cerrados demasiado amplios no son recomendables. Pero, tampoco te encierres en el cuarto de baño (mal sitio, ya te lo digo, el water no insonoriza nada).

También te recomiendo, y esto ya no tiene tanto que ver con el sonido, que busques un sitio despejado. Es decir, que limpies y organices el sitio donde te vas a decidir a grabar. El que tu vista tenga un horizonte despejado te va a ayudar mucho a concentrarte en tu mensaje y no distraerte con cualquier cosa que de pronto te des cuenta que tienes que guardar o que te has dejado sin hacer.

Algo también interesante es si puedes tener buenas vistas. Si vives en el campo sería perfecto, pero si no, una buena opción es tener en esa habitación un cuadro con algo de naturaleza, un paisaje, o simplemente una planta viva.

Relájate y disfruta

La preparación es importante, por eso, a mi siempre me gusta coger aire, soltarlo lentamente y… ¿Qué tal estás? Pienso que todos deberíamos darnos un poco de tiempo para esta pregunta.

Grabar tu propio podcast también puede ser la manera de escucharte, sentir tu voz y hacer que tu pecho vibre.

Modula una voz calmada ya es la manera de estar relajado. Y si encima de eso, te permites disfrutar hablando de un tema que además te encanta… ¡qué mejor manera de dedicarte tiempo!

Desde que descubrí esto de grabar podcast, para mi es ese momento en el que te sientas, preparas tu micro, te sientas cómodo, respiras, te inspiras… y le das a grabar en tu ordenador.

Es ese momento de inspirarse y respirar tranquilo. Es darte cariño. Sentirte que la persona que te está escuchando eres tú, y qué bien si el día de mañana alguien te escucha y tu podcast le hace feliz o le entretiene de camino al trabajo.

Por eso, si te decides a grabar tu propio canal, permítete sobre todo disfrutarlo.

¿Quieres escuchar un podcast sobre neuroatención?

Por si aún no te has enterado de que tengo un podcast… Aquí tienes otro enlace.

Te invito a que entres, dejes un comentario y oye, ya si te apetece y ves que te ha gustado mi voz… ¡Dame un like!

En este podcast te encontrarás contenido como:

  • Reflexiones:
    • Donde filosofeo sobre temas que me invitan a pensar y que comparto contigo.
  • Aportes de conocimiento:
    • Algo que igual no sabes es que estoy haciendo la tesis doctoral en neuro-atención, por eso, este podcast también es la forma en la que comparto contigo todo lo que voy investigando y probablemente pueda ayudarte en tu día a día.
  • Entrevistas:
    • Aquí entrevisto a profesionales que comparten cómo utilizan su atención en su día a día. Por ejemplo pilotos de avión o de rally, maestros de educación infantil, grandes empresarios…
  • Píldoras sobre atención:
    • De forma breve podrás adquirir herramientas rápidas y prácticas que te sumen formas de hacer fácil tu día, tu trabajo o la forma en la que te comunicas.

Espero que este post te haya aportado lo que buscabas. Me ayudaría mucho para llegar a mucha más gente, y que no seas tú la única persona a la que ayude este contenido, que lo compartas a amigos o a personas que también creas que están en tu misma situación.

Compartir es vivir. Y la gente de tu alrededor necesita que les prestes atención. Eso te ayudará a que seas importante para ellos.

¿Te ha gustado? Compártelo en redes sociales.

Estás sólo a un paso de comenzar...

¡Tu experiencia!

Rellena el siguiente formulario y recibe de forma GRATUITA,
 MI MÉTODO DE MENTORÍAS DE SALUD.