Combinar GTD y la matriz de Eisenhower para mejorar tu productividad

Autor-Sergio-Morillo-Mentor-en-Salud

Soy Sergio Morillo, una persona sensible, empática, afable, amante de lo natural que busca el equilibrio.

Mi leitmotiv en aportar el máximo de valor al máximo de personas.

Como profesionales, muchas veces nos enfrentamos al desafío de mantener nuestra productividad al máximo. ¿Cómo podemos lograrlo? Una forma es combinar el método GTD (Getting Things Done) y la matriz de Eisenhower para mejorar tu productividad. En este artículo, explicaremos los conceptos detrás de ambos elementos, cómo combinarlos para aumentar la productividad y cómo utilizar el sistema GTD para desarrollarla. ¡Sumémoslos para lograr una mejora significativa!

¿Qué es la matriz de Eisenhower?


La matriz de Eisenhower es una herramienta de gestión del tiempo desarrollada por el expresidente estadounidense Dwight Eisenhower. Se trata de una herramienta visual que ayuda a los usuarios a organizar su tiempo y priorizar sus tareas por su nivel de urgencia y importancia. La matriz de Eisenhower se caracteriza por su sencillez y flexibilidad y, por lo tanto, se ha convertido en una herramienta comúnmente usada para mejorar la productividad.

La matriz de Eisenhower se divide en cuatro cuadrantes. El primer cuadrante consta de tareas de alto nivel de urgencia y alto nivel de importancia. Estas tareas deben abordarse de inmediato. El segundo cuadrante consiste en tareas de alto nivel de urgencia pero bajo nivel de importancia. En este caso, es mejor delegar estas tareas a otra persona. El tercer cuadrante se refiere a tareas de bajo nivel de urgencia y alto nivel de importancia. Estas tareas deben programarse para ser realizadas en un futuro cercano. Finalmente, el cuarto cuadrante consiste en tareas de bajo nivel de urgencia y bajo nivel de importancia. Estas tareas pueden ser descartadas del programa.

En resumen, la matriz de Eisenhower proporciona un sencillo marco para priorizar las tareas diarias. Los usuarios pueden usar el marco para determinar qué tareas son prioritarias, qué tareas pueden ser delegadas y qué tareas deben ser descartadas. Esta herramienta les ayuda a administrar el tiempo de manera eficiente y aumentar su productividad.

Cómo combinar GTD y la matriz de Eisenhower


La Matriz de Eisenhower y el método GTD (Getting Things Done) son dos herramientas muy útiles para mejorar la productividad. Ambos enfoques tienen su propios métodos de organización y priorización de tareas, que se pueden combinar para obtener los mejores resultados. De esta manera, puedes establecer prioridades más acertadas y aumentar tu productividad.

La Matriz de Eisenhower es una herramienta que te ayuda a establecer prioridades en base a dos tipos de tareas: urgencia y importancia. Esto te permite organizar tareas en cuatro categorías principales: urgentes e importantes, no urgentes e importantes, urgentes y no importantes, y no urgentes e inútiles. Al usar esta herramienta, puedes identificar las tareas más importantes para tu productividad y centrarte en ellas primero.

El método GTD, por otro lado, es un proceso de organización y priorización de tareas basado en un enfoque de pasos. Esto implica que, para cada tarea, tienes que definir diferentes fases, desde la identificación hasta la finalización. El objetivo es asegurarse de que nada se caiga entre las grietas y todo se haga a tiempo.

La combinación de estas dos herramientas te ayudará a mejorar tu productividad. Primero, tendrás que aplicar la Matriz de Eisenhower para identificar qué tareas son importantes y cuáles no. Luego, usarás la lógica del método GTD para descubrir cómo puedes organizar, priorizar y completar tus tareas. Al combinar estos dos enfoques, podrás mejorar tu productividad de manera significativa.

Identifica tus actividades


Uno de los principales componentes de la metodología GTD (Getting Things Done) es identificar las tareas que tenemos que realizar, de manera que podamos aumentar nuestra productividad. Esto es particularmente importante, ya que nos permite ver el panorama general y decidir qué es lo más importante para nosotros. La Matriz de Eisenhower nos ayuda a hacer esto, ya que es una herramienta útil para clasificar las actividades según su prioridad.

Para usar la Matriz de Eisenhower, debemos primero clasificar nuestras actividades en cuatro niveles de prioridad: urgencia, importante, planificación y delegación. El primer paso es identificar estas tareas. Esto significa que debemos llevar un registro de todo lo que se nos ocurre, como tareas pendientes, proyectos, etc. Una vez que hayamos registrado nuestras actividades, podemos comenzar a clasificarlas según la Matriz de Eisenhower.

Las actividades de urgencia son aquellas que son importantes y deben ser realizadas de inmediato. Estas situaciones suelen ser situaciones de emergencia que nos exigen actuar con rapidez. Las tareas importantes son aquellas que son relevantes y deben ser abordadas a largo plazo, pero no de inmediato. Las tareas de planificación son las que debemos hacer para lograr nuestras metas a largo plazo, como cumplir con una fecha límite, completar un proyecto, etc. Por último, las tareas de delegación son aquellas que podemos asignar a otras personas para que las realicen.

Una vez que hayamos clasificado nuestras actividades según el nivel de prioridad, debemos tomar decisiones sobre cada una de ellas. Debemos priorizar las tareas de urgencia, completar las importantes, planificar las de planificación y delegar las de delegación. Esto nos ayudará a mejorar nuestra productividad y nos permitirá cumplir con nuestras metas.

Volcarlas en una aplicación

Uno de los desafíos más comunes para las personas que quieren mejorar su productividad es mantenerse organizado. Para ayudar a los usuarios a conseguirlo, existen herramientas como la Matriz de Eisenhower y el Get Things Done (GTD). Ambas herramientas son un excelente punto de partida para mejorar tu productividad, y una excelente forma de volcarlas es usando una aplicación.

La Matriz de Eisenhower es una herramienta de gestión que ayuda a los usuarios a priorizar sus tareas. Esta herramienta clasifica las tareas en cuatro cuadrantes, dependiendo de la urgencia y la importancia de cada tarea. Estos cuatro cuadrantes son: Hacer primero, Programar, Delegar y No realizar. Esta herramienta es útil para guiar a los usuarios sobre qué tareas abordar primero y ayudarles a tomar decisiones más informadas sobre su tiempo.

Get Things Done (GTD) es un método de productividad disenado para poner en práctica un sistema de trabajo más eficiente. GTD se centra en la organización y en la acción, y está diseñado para ayudar a los usuarios a mantenerse organizados y enfocados en su productividad. El método se centra en la captura de ideas, la planificación de tareas a largo plazo, el seguimiento de proyectos y la revisión del progreso. Esto hace que el método GTD sea una excelente herramienta para mejorar la productividad de los usuarios.

Una forma de aprovechar al máximo estas herramientas es usando una aplicación. Las aplicaciones como Todoist y Any.do permiten a los usuarios crear listas de tareas, configurar recordatorios y seguir el progreso de sus tareas. Estas aplicaciones son una excelente herramienta para mantener al usuario organizado y mejorar su productividad.

Organízalas con la matriz de Eisenhower


La Matriz de Eisenhower es una herramienta de gestión de tiempo eficaz que se puede utilizar para mejorar la productividad y optimizar los recursos. Esta técnica fue desarrollada por el ex presidente de Estados Unidos, Dwight D. Eisenhower, y se basa en la idea de priorizar tareas y proyectos mediante una clasificación de los mismos en cuatro cuadrantes. Estos cuadrantes, que se muestran en una tabla con dos ejes, representan el nivel de urgencia y el nivel de importancia de las tareas. Esta división de los cuadrantes resulta muy útil para organizar la productividad.

El primer cuadrante es el de «Hacer Inmediatamente», en el cual se deben colocar todas aquellas tareas y proyectos de la más alta prioridad, es decir que son de alto nivel de urgencia y alto nivel de importancia. Por ejemplo, tomar las medidas inmediatas para solucionar un problema con un cliente.

El segundo cuadrante es el de «Programar», aquí se deben ubicar aquellas tareas y proyectos que son de alta prioridad pero no tienen una alta urgencia. Por ejemplo, realizar una capacitación para mejorar tus habilidades.

En el tercer cuadrante de «Delegar» se deben ubicar las tareas y proyectos que no son de alto nivel de importancia ni tienen una alta urgencia, pero siguen siendo importantes. Por ejemplo, preparar un informe para la junta directiva.

El cuarto y último cuadrante es el «Eliminar», aquí se deben colocar todas aquellas tareas y proyectos que no son importantes ni urgentes. Por ejemplo, realizar un seguimiento de un proyecto que ya se ha completado.

Con la Matriz de Eisenhower, se pueden organizar con mayor facilidad las tareas y proyectos, para así poder aprovechar al máximo el tiempo y los recursos disponibles.

Utilizar el sistema GTD para desarrollar tu productividad

El sistema GTD (Getting Things Done) es un método popular para mejorar la productividad y la eficiencia tanto personales como profesionales. Está diseñado para ayudarte a desarrollar un plan para llevar a cabo tus objetivos y, al mismo tiempo, maximizar tu tiempo y energía.

El sistema GTD se basa en el concepto de desarrollar y establecer acciones en base a tus proyectos y tareas. Esto significa que debes dividir tus metas a largo plazo en objetivos a corto plazo. Estas tareas y proyectos pueden entonces ser categorizados y organizados con el fin de establecer prioridades y trabajar en ellos de forma productiva.

Para desarrollar tu productividad con el sistema GTD, es importante que tu plan de acción sea claro y esté bien definido. Esto significa que debes establecer un objetivo claro para cada tarea que lleves a cabo. Esto ayudará a garantizar que todo tu trabajo esté bien organizado y que cada tarea tenga un propósito definido.

Una herramienta útil que se usa a menudo para desarrollar tus planes con el sistema GTD es la matriz de Eisenhower. Esta matriz es una herramienta visual que ayuda a clasificar y organizar tus tareas en base a su urgencia y importancia. Esto ayuda a identificar tareas prioritarias y asegurar que estarán en la parte superior de tu lista de tareas.

Además de esta herramienta, también hay muchas aplicaciones y programas disponibles para ayudarte a llevar a cabo el sistema GTD. Estas aplicaciones y programas pueden ayudarte a mantenerte organizado y centrado en tus objetivos, lo que te ayudará a aumentar tu productividad.

¿Te ha gustado? Compártelo en redes sociales.

Estás sólo a un paso de comenzar...

¡Tu experiencia!

Rellena el siguiente formulario y recibe de forma GRATUITA,
 MI MÉTODO DE MENTORÍAS DE SALUD.